Más de 50 organizaciones sociales instan al Presidente Sebastián Piñera a tomar medidas para detener el calentamiento global

 In Noticias

En el Día Mundial del Medio Ambiente las organizaciones que integran la plataforma “Sociedad civil por la acción climática” llegaron hasta La Moneda para entregar una carta al mandatario poniendo a disposición su trabajo y pidiendo un avance real en la materia.

Luego que el Presidente Sebastián Piñera anunciara ayer el plan de descarbonización para 2040 y en concordancia con el Día Mundial del Medio Ambiente, representantes de la plataforma Sociedad Civil por la Acción Climática (SCAC) llegaron hasta La Moneda para entregar una carta al Presidente Sebastián Piñera con el objetivo de presentarle al gobierno una serie de 15 medidas para combatir el calentamiento global de cara a la realización de la COP25 que en diciembre de este año se realizará en Chile.

La misiva es firmada por 52 organizaciones del mundo ambiental, movimientos territoriales, colegios profesionales, sindicatos, organizaciones políticas y académicas que componen esta instancia, “buscamos expresarle al Presidente que esperamos que cumpla con sus compromiso y que estos sean acorde a las circunstancias de emergencia que enfrentamos. Ayer se presentó un plan de descarbonización, que es absolutamente insuficiente y que no tienen ningún programa de cumplimiento ni proyecto de ley asociado, por lo que no es más que una declaración de buenas intenciones” señala Nathalie Joignant, representante de No Alto Maipo y vocera de SCAC.

Las organizaciones también manifestaron su disposición a trabajar para tomar acciones reales y suficientes que mitiguen los efectos del cambio climático. Así como también informar al gobierno sobre la realización de una COP25 paralela en conjunto con otras instancias que también se están organizando, como la Cumbre de los Pueblos.

“Nos alegra que la COP25 sea en Chile y que el Gobierno esté organizándola pero creemos que el real desafío que tiene es mostrar liderazgo en términos climáticos. Esto significa tener objetivos que sean efectivamente ambiciosos y que lleven a una reducción de los gases de efecto invernadero que nos ponga en trayectoria de 1,5° de aumento promedio, al alero del Acuerdo de París. Eso aún no ha sucedido y esperamos que el gobierno lo pueda implementar”, manifestó Ezio Costa, director ejecutivo de ONG FIMA y vocero de SCAC.

Entre otras de las medidas que SCAC propone para avanzar en la materia, se encuentran la firma del Acuerdo de Escazú en la próxima asamblea general de la ONU, en septiembre de este año, así como también terminar con todas las Zonas de Sacrificio en las que actualmente millones de chilenos y chilenas ven vulnerado su derecho a la vida y la salud (entre ellas Huasco, Tiltil, Mejillones, Puchuncaví, Tocopilla y Coronel). También se propone avanzar en la eliminación de la producción y consumo de todos los plásticos de un solo uso; enviar al parlamento una Ley de Cambio Climático antes de la próxima COP 25, que incluya un sistema de creación de las NDC que no dependa exclusivamente de la Administración y con una amplia participación ciudadana; generar un “espacio verde” en la COP que realmente funcione de cara a la ciudadanía y no como espacio de lavado de imagen de las empresas que generan grandes impactos ambientales locales y/o globales.

“En la plataforma, también buscamos generar conciencia sobre la emergencia climática, que enfrentamos y que esta sea declarada por el gobierno. Existen soluciones alternativas, las cuales también pasan por cambiar nuestros estilos de vida y alertar sobre aquellas propuestas que no son un aporte efectivo a la mejora en la relación entre la humanidad y el medio ambiente” agregó Isabella Villanueva, representante de Congreso Estudiantil Universitario de Sustentabilidad (CEUS) y vocera de SCAC.

En esta línea, entre las 15 medidas propuestas por las organizaciones también se encuentran comprometer la restauración ecológica de 600.000 hectáreas de Bosque Nativo y terminar con cualquier subsidio a las plantaciones forestales; terminar todo subsidio a los combustibles fósiles, incluyendo los beneficios al diésel; y, la modificación del impuesto verde para que no este no afecte a las ERNC.

Puedes revisar la carta dirigida al presidente AQUÍ.