Firmar el convenio de Escazú: el primer paso de Chile como sede de la COP25 sobre cambio Climático

 En Noticias

Por Javiera Valencia | Coordinadora de ambiente y Cambio Climático de Fundación Nodo Social | y Constance Nagelach | Consultora en asuntos internacionales.

18 de diciembre de 2018.

Es imprescindible que Chile firme y ratifique lo antes posible el Convenio de Escazú y ejerza el mandato que le dieron los países de liderar esta nueva etapa y que ha dejado en pausa. La coherencia, consistencia y capacidad de nuestro país serán altamente escrutadas en vías de la COP25, donde también será necesario establecer espacios formales de participación ciudadana en asuntos ambientales con organizaciones nacionales e internacionales, por lo que el Gobierno tiene la oportunidad política de comenzar este proceso de la manera correcta.

Es imprescindible que Chile firme y ratifique lo antes posible el Convenio de Escazú y ejerza el mandato que le dieron los países de liderar esta nueva etapa y que ha dejado en pausa. La coherencia, consistencia y capacidad de nuestro país serán altamente escrutadas en vías de la COP25, donde también será necesario establecer espacios formales de participación ciudadana en asuntos ambientales con organizaciones nacionales e internacionales, por lo que el Gobierno tiene la oportunidad política de comenzar este proceso de la manera correcta.

Es imprescindible que Chile firme y ratifique lo antes posible el Convenio de Escazú y ejerza el mandato que le dieron los países de liderar esta nueva etapa y que ha dejado en pausa. La coherencia, consistencia y capacidad de nuestro país serán altamente escrutadas en vías de la COP25, donde también será necesario establecer espacios formales de participación ciudadana en asuntos ambientales con organizaciones nacionales e internacionales, por lo que el Gobierno tiene la oportunidad política de comenzar este proceso de la manera correcta.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de NODO SOCIAL.